Categorías
Sin categoría

Adiós al SÍNDROME DE YACIENTE: Resolver el duelo que falta.

En Bioneuroemoción el síndrome de Yaciente es la representación del duelo por la muerte impactante de un ser querido, que se manifiesta en la psique de quien hereda ese duelo, al estar en afinidad con el fallecido por nombre, fecha de nacimiento, orden en el número de hermanos, etc. Casi todas las personas tienen su fecha de nacimiento en relación con la fecha de defunción de alguien en su familia. Lo importante es si esa muerte ha sido traumática y no se ha podido hacer el duelo por completo.

¿Cómo sé si soy Yaciente?

Aquí tienes la conferencia de Mindalia TV sobre el síndrome de Yaciente y también puedes leer más sobre las características del Yaciente.

Hay toda una sintomatología concreta, pero hay 3 elementos básicos que se suelen compartir y que nos permiten incluirnos en el club del Yaciente cuando realizamos una consulta de Bioneuroemoción.

  • Parálisis vital: la vida va muy lenta cuando se es yaciente de un adulto, o se siente como si se tardase mucho es conseguir la independencia económica, emocional, o psicológica cuando se es yaciente de un bebé o un niño que falleció al poco de nacer.
  • Episodios frecuentes de tristeza, abulia, o ausencias. Las emociones de quienes sufrieron la pérdida de su familiar, están pendientes de expresarse, para finalizar así el duelo.
  • Enfermedades respiratorias, sobrepeso y/o problemas de circulación. Manos y pies fríos, tendencia a engordar y sensación de hormigueo o adormecimiento.

Hay una emoción predominante en la vida del Yaciente, a veces es la tristeza, otras el miedo, y más frecuente de lo que parece, la rabia también acompaña al Yaciente. Estas emociones son la llave de acceso al «contenedor» emocional que llevamos arrastrando desde que nacimos.

¿Qué comportamientos son propios de un Yaciente?

Con frecuencia encontramos 3 características comunes en la forma de actuar de una persona que tiene el síndrome de Yaciente:

  • Valorar más lo que cuesta trabajo y lo que es difícil frente a lo que se da con fluidez y cómodamente: Esto podría considerarse el principio de sufrimiento, por el cual, todo lo que cuesta esfuerzo es más importante, y con el tiempo todo lo que compone la vida del Yaciente se experimenta con esfuerzo, por lo que al final, la vida es una carrera de obstáculos que se pone cuesta arriba ¿Te identificas con esto? Pues puede que te resulte familiar la hiperresponsabilidad y porqué nunca te sientes suficiente.

  • Solución: Comienza a darle valor a las cosas que te salen bien a la primera, a las problemas que resuelves sin atascarte, para que tu sistema de valoración funcione desde tu identidad real, y no la del Yaciente. Deja de valorar lo buen Yaciente que eres, y empieza por ver qué has sido siempre y seguirás siendo.

  • Poner mucha energía en personas que siempre están mal, se quejan o necesitan mucha atención: Es el acto reflejo del síndrome que intenta consolar a quienes sufrieron el impacto de esa muerte inesperada. Lo llamaremos principio de consuelo. Tu misión en la vida no es aliviar el dolor, pero te has acostumbrado a que te valoren y te valores según lo capaz que seas de reducir el sufrimiento de quienes te buscan lamentándose. Por lo que la mayoría de tus relaciones son asimétricas, la gente te busca para quejarse, pero no tienes con quién desahogarte cuando te saturas.

  • Solución: Aprende a diferenciar entre el llanto y la manipulación emocional. La persona que está realmente mal, no quiere tu atención, quiere que su sufrimiento sea menor, y te agradece cualquier alivio que puedas ofrecerle. En la manipulación emocional sólo vale el resultado que esa persona espera, no importa si no es el mejor momento para ti o si tendrás que hacer algo que no quieres en ese momento, porque para el manipulador emocional importa más su necesidad que tú.

  • Demasiada importancia a la opinión de familiares y personas cercanas: No pesan igual sus elogios que sus críticas. La mayoría de las veces sólo oirás de las segundas, no porque nunca te elogien, sino porque el síndrome de Yaciente amplifica el lamento y reduce el bienestar. ¿Cuántas decisiones has tomado para evitar que te puedan criticar? ¿Cuánto se parecen sus críticas a lo que tú te criticas también?

  • Solución: Necesitas hacer el duelo que el clan tiene pendiente, porque si no, siempre pensarás que no eres lo bastante bueno/a. Porque nadie puede reemplazar a otra persona. Te mereces tener tu propia identidad, según tus normas y gustos, sin comparaciones ni expectativas. Para hacer el duelo necesitas encontrar la parte emocional y la psicológica que estás arrastrando y que no te pertenece. ¿Quieres dejar de ser Yaciente? Empieza a hacer tu duelo hoy.

Antecedentes familiares del síndrome de Yaciente

Para que una persona sea Yaciente tiene que haber habido antes de su nacimiento un fallecimiento traumático de un familiar. Los más comunes suelen ser:

  • Un bebé que fallece al poco tiempo de nacer.
  • Un miembro muy joven de la familia que fallece en un accidente o conflicto.
  • Una mujer que muere dando luz o al poco de parir.
  • Una persona que se suicida.
  • Un niño pequeño que fallece.
¿Cómo se resuelve el síndrome de Yaciente en Bioneuroemoción?

Algo sucede en tu vida a la misma edad a la que falleció aquella persona de la que eres Yaciente. Si utilizamos los ciclos verticales, descubriremos que cada (7 meses, 4 años, a los 23, a los 45) suceden situaciones que son el eco de estas emociones bloqueadas. Como la alarma de un despertador que no se apaga, sólo se pospone.

Ese peso emocional no se va hasta que, a través de un estado alterado de consciencia (relajación, meditación, hipnosis, etc) se accede a esa emoción y se permite que salga. No hay que juzgarla, controlarla, entenderla, evitarla, convertirla, sólo hay que dejarla salir, toda la que hay.

Después de dejarla salir aparece lo que se llama la emoción del ser: esa sensación emocional propia de cada individuo y que puede surgir cuando no está siendo bloqueada por conflictos o traumas. Puede ser alegría, amor, paz, orgullo, etc. Hay un cambio dentro del alma, como la sensación que se experimenta cuando te descalzas después de llevar mucho tiempo caminando con un zapato muy incómodo, o dos tallas más pequeño.

Como ya he explicado en alguna ocasión, el duelo que queda pendiente no es responsabilidad del Yaciente, pero separar su identidad de las consecuencias del síndrome sí. Para ayudar en este proceso, me gustaría comentar algunos elementos comunes a las personas con el síndrome de Yaciente, para que puedan desenredar su verdadera identidad con más facilidad.

Respondiendo a preguntas frecuentes sobre el síndrome de yaciente.
  • ¿Se puede ser Yaciente de más de una persona? De tantas personas como sufrimiento sea capaz de contener el inconsciente sin que se traduzcan en síntomas incompatibles con la vida. Cada persona tiene una emoción diferente bloqueada, según la emoción que quedó pendiente en el duelo generacional.

  • ¿Necesito tener las fechas de defunción de mi familia para saber si soy Yaciente? Las fechas de nacimiento sirven para confirmar, pero no son imprescindibles. La certeza interna de que, por fin, se puede entender qué ha sucedido en mi vida durante tanto tiempo, y cómo va cambiando el estado interno de incertidumbre a pleno entendimiento del porqué me siento cómo me siento, en lugar de perderse en una maraña de «diagnósticos».

Si quieres trabajar esta temática o cualquier otra con las mejores herramientas terapéuticas puedes ponerte en contacto conmigo aquí:

Mira lo que están opinando otras personas de mis herramientas terapéuticas:

Ana Ruiza Psicóloga IconAna Ruiza Psicóloga

Calle Fernán Núñez, 2, Entreplanta 8, Málaga

5,0 51 reviews

  • Avatar Sandra Pérez Atalaya ★★★★★ Hace 1 mes
    Una gran profesional, la recomiendo 100%
  • Avatar rocio perez ★★★★★ Hace 4 meses
    Reconozco que tenía cierto rechazo a acudir a una psicólogo/a, hasta que llegué a un punto límite.
    Tras varios años y mucha terapia con Ana María, sólo tengo palabras de agradecimiento, a mí me ha cambiado completamente la vida.
    Había
    … More leído muchos libros de autoayuda, muchos vídeos, cursos.... pero nada es comparable con una buena terapia individual
    Ana María consigue hacer ver las situaciones desde otra perspectiva, da numerosas herramientas sencillas para ir mejorando y los resultados se notan pronto.
    Agradecida de haberla conocido y poder contar con ella siempre.
  • Avatar Emilio Martínez ★★★★★ Hace 5 meses
    Es la primera vez en mi vida que había buscado ayuda de este tipo, desde el inicio Ana siempre ha tenido mucha claridad respecto a la situación que había estado atravesando y su Guia y acompañamiento han sido estupendos, veo cambios muy … More positivos en mi propia percepción. Estoy muy agradecido y satisfecho de la forma de Ana para conducir este proceso.
  • Avatar Berta Teruel Muñoz ★★★★★ Hace 8 meses
    La humanidad, atención al detalle, escucha activa y empatía en el trato de Ana son admirables. Una gran profesional que te ayuda en momentos complicados y te hace más fácil sobrellevar situaciones y aprender a afrontar las piedras del camino. … More Me siento muy afortunada de contar con su apoyo.
  • Avatar Daniela Daniszewski ★★★★★ Hace 8 meses
    Super recomiendo a Ana María!! La claridad que me brindó acerca de lo que me estaba pasando es algo que no había encontrado hasta ahora en otras terapias. Me gustó mucho su forma de abordar los temas, su coherencia, su calidez, su sencillez … More y su humor Me guió, me dio ejercicios, me proporcionó bibliografía y su email en el cuál me contestó detalladamente mis dudas. Emana muy buena energía y además sabe un montón!! Fue un proceso muy enriquecedor para mí. Super agradecida!!
  • Avatar María José Muñoz Marín ★★★★★ hace 2 años
    Sin duda alguna recomendaría el trabajo de Ana María. Es una profesional que me ha ayudado mucho, siempre tan atenta y dulce. Con ella es muy fácil sentirse cómoda y entendida. Me ha enseñado a ver la vida desde otras perspectivas, a no … More ser tan dura y exigente conmigo, proporcionándome herramientas con las que trabajar el amor propio y la seguridad en mi misma. Gracias a ella enfrenté una situación complicada en mi vida de forma sana y eficaz, mejorando mi estado de ánimo desde el primer día que salí de su consulta. Sigo trabajando con ella y volveré siempre que lo necesite.
  • Avatar Gloria Pascual ★★★★★ hace un año
    Trabajar con Ana es luz. Es atenta, cercana, sencilla y una excelente profesional. Es gráfica y transparente en sus explicaciones, te proporciona todas las herramientas necesarias para la recuperación, te escucha y, sobre todo, te comprende. … More A veces da la sensación de que está dentro de ti, sintiendo o viviendo lo mismo. Me está ayudando mucho a conocerme a mi misma y a aprender a gestionar mis emociones.
    La recomiendo al 100%.

20 respuestas a «Adiós al SÍNDROME DE YACIENTE: Resolver el duelo que falta.»

Hola Carmen.
Muchas gracias por tu pregunta.
Las pérdidas de hermanos en gestación antes del nacimiento de una persona, se consideran abortos, cuando se puede hacer el duelo de cada uno de estos abortos no tiene porqué haber efectos para los siguientes hijos, si no se han hecho los duelos, el hijo que nace después se considera hijo/a de sustitución y tiene una serie de consecuencias a nivel emocional y personal. Puedes leerlas aquí: Consecuencias de nacer después de un aborto en Bioneuroemoción

Buenas Noches, Yo tengo bradicardia, he intentado varias cosas para sanarme, PNL, Bio, Hopo, me dices que esto es por que Yo soy yaciente, no tengo datos familiares pues en la familia de mi Madre, que es donde varios familiares tienen el mismo padecimiento, hay muchos secretos, por lo que desconozco los eventos de esta, hay alguna manera de hacer algo?

Hola Francisco, muchas gracias por tu comentario. El síndrome de Yaciente genera estados emocionales e inconscientes que a la larga producen diferentes tipos de somatizaciones. Además de la sintomatología física es necesario que se cumplan los rasgos característicos a nivel emocional y psicológico: apatía, falta de alegría, preferencia por la soledad y la tranquilidad, sensación de vida paralizada, etc.
El Yaciente es el síndrome por el que el duelo de una muerte injustificada convierte en poco relevantes las emociones propias, y obliga a «vivir sin molestar o sin llamar la atención» como una forma de no remover lo que otros no han querido o sabido sanar.

Hola. Yo probablemente tengo alguna carga con el suicidio de mi abuelo paterno, que sucedió antes de mi gestación. En una sesión de biodeco me dijeron que mi nacimiento complicado (no podía nacer) estaba relacionado a ese acontecimiento. Siempre tuve una inmensa angustia y bloqueo de mi identidad, sensación de vacío existencial, negatividad y desvalorización de la vida en lo que respecta a mi persona. Desvalorización de mis aptitudes, deslegitimarlas e ignorarlas. Incapacidad de hacer cosas por mi misma, por amor propio, o para sentirme bien. El no saber la razón por la cual se quito la vida es algo que siempre ronda en mi cabeza y nunca nadie pudo darme respuestas. Pensando en estas cosas me di cuenta que nunca supe donde esta enterrado y nunca me lo había preguntado, es la primera vez que esa duda me surge. Tengo el impulso de querer sacarme esa carga pero no se por donde empezar.

Hola Mariana. Gracias por tu comentario y por compartir tu experiencia. Lo primero es entender que si el clan mira para otro lado, no quiere hablar de lo que sucedió o no te dan la información que necesitas, tus propias penas y duelos se quedan al final de la lista. Pero no es tu duelo, no puedes añorar lo que no no conociste, así que puedes empezar a gestionar tus propias pérdidas si te das el permiso de sentir que no hay pérdidas más importantes que otras. Revisa cuáles son los elementos de tu vida que añoras y de los que no has podido hacer el duelo porque tú inconsciente no tenía prioridad. Si tienes alguna duda puedes comunicarte conmigo en mi email: anamariaruiza@hotmail.com

Hola Ana María. Mi abuela materna falleció cuando mi mamá estaba embarazada de mi, por lo que yo nací a los 8 meses. Mi mamá me cuenta que por dos años estuvo lleno de médico en médico buscando enfermedades en ella. A su vez a mí sólo me alzaba para cambiarme el pañal y que yo era una niña muy buena… ni se me escuchaba. Por las descripciones tengo bastante de Yaciente. Viví mi vida siempre con sensación de angustia, inconformismo, sin valorar ninguno de mis logros. Hoy a mis 40 soy consciente nde esto y no lo quiero más ¿Qué debería hacer?

Hola Silvana. A veces las experiencias que viven las madres en el embarazo se proyectan en la relación que tienen con su bebé. En este caso el fallecimiento de una madre suele ser impactante, y por ello se actúa de forma extraña. Para gestionar el síndrome de Yaciente es necesario devolver el duelo que ha quedado pendiente al inconsciente familiar, para poder recuperar la propia identidad. Gracias por tu mensaje y por compartir tu experiencia.

Hola! En mi familia falleció mi hermano mayor a los 20 años en un accidente, a los 19 meses fallece mi padre de un infarto y 10 años después fallece mi otro hermano de 27 años en accidente, solo quedamos mi madre, hermana y yo…. Yo tuve dos abortos, mi primer hijo nació 2 años después de que falleció mi último hermano y le puse uno de sus nombres, ahora tiene 17 años, mi hermana tuvo 3 hijos, 2 mujeres y 1 varón el cual falleció x enfermedad hace dos años cuando tenía 27 años y le habían puesto uno de los nombres de mi primer hermano fallecido… en algún momento trabajé con constelaciones familiares, me gustaría saber si hay algo que tenga que trabajar aún??

Hola Yenesia.
El Sindrome de Yaciente se programa y también se desprograma. La mejor forma de saber si queda trabajo por hacer es ver la vida de quienes han heredado algo de familiares con muertes traumáticas. ¿Cómo está su salud, su estado psicológico, sus relaciones sociales, etc? Si la vida fluye, está desprogramado, si hay bloqueos es muy posible que el inconsciente esté en conflicto intentando sustituir a un fallecido y vivir al mismo tiempo.
Gracias por tu mensaje y por compartir tu experiencia.

Hola Ana María Mi hija tubo un aborto y su primer hija, hoy de 8 años, tiene problemas de obesidad ( siempre sobrepeso), es hiper sensible etc. Quien debería tratarse, mi hija o mi nieta? Se puede hacer algo con la no niña?

Hola Claudia. Los niños no tienen conflictos, manifiestan el conflicto de sus padres. Un niño con obesidad manifiesta el miedo que tiene su madre y su padre: miedo a la carencia, al abandono, a sufrir daño, etc. Siempre hay que intervenir en el inconsciente de los papás, los hijos pequeños son solo un espejo. Muchas gracias por tu comentario y por compartir tu historia.

Hola Ana . Mi papá se quitó la vida cuando yo tenía 14 años y mi hermano 11 ,mi hermano lleva el nombre de mi papá y nunca a podido tener una vida estable hoy en día tiene 38 años pero es una persona frustrada llena de rabias , se queja de todo y nunca a podido tener una vida estable .

Hola Rossmary.
Cuando suceden este tipo de traumas en la familia, hay personas que se sienten que no merecen disfrutar de la vida, e inconscientemente se sabotean. En psicología se conoce como el síndrome del superviviente. Quien se siente mal siendo feliz después de que otros hayan sufrido o fallecido de forma violenta.
Gracias por compartir tu experiencia.

Excelente día Dra. Ana, me gustaría conocer su opinión acerca de este caso familiar.
Hace 40 años mi abuelo paterno se suicidó delante de 4 de sus hijos y su esposa, esto lo vine a saber hace unos meses, tengo actualmente 36 años, por lo que no lo conocí y durante mi infancia nunca se escuchó hablar del tema ni de él. Hoy día mi abuela paterna sufre Alzheimer, y todo lo que recuerda es el acto de suicidio de su esposo, una hija ha caído en un mutismo rotundo, no vee por su vida ni su arreglo personal, se la pasa acostada en cama día y noche sin ánimos de nada, hay que atenderla cual persona en invalidez; dos de los hijos presentes en ese acto no reconocen el hecho como tal, la otra hija que es la menor ha tenido que hacerse cargo de la mamá y la hermana, demasiada carga para ella. Puede este caso ser síndrome del yaciente??
Agradezco su atención.

Hola Shirleys. Los yacientes son aquellas personas que nacen después del fallecimiento impactante. Ninguno de sus hijos puede ser Yaciente por tanto, lo que si es muy posible que, consecuencia del drama vivido, haya cierta fidelidad con el fallecido que impida a nivel inconsciente que sus familiares más cercanos puedan vivir en plenitud. Dos hijos lo niegan todo para poder sobrevivir, una hija muere en vida para así estar en el bando de los que ya no están vivos, su mujer necesita olvidar desesperadamente y genera un Alzhéimer, y la otra hija repara el cuidado que no pudo darle al malestar de su padre a través de cuidar de su madre y su hermana. Demasiados impactos como para que no haya un Yaciente o varios en la generación de sus nietos.
Gracias por compartir conmigo tu experiencia, espero haberte dado la información más relevante para ti.

Hola dra. Yo nací a 4 meses de que nació mi hermana que luego de 2’ de vida falleció.
Eso cómo impacta en mi? Tengo un tema
Con el
Peso.
Estará relacionado? Gracias

Hola Aldana.
En ocasiones el síndrome de hermano de sustitución cursa con problemas para bajar una cantidad específica de kilos. Hay que estudiar con el acompañamiento adecuado si esos kilos que se resisten a todo pueden estar relacionados con el contexto emocional del fallecimiento de tu hermana.
Gracias por tu mensaje.

Hola muy interesante y muy agradecida de lo que estoy leyendo
Hace algún tiempo me di cuenta del peso que llevaba ser yacente
Mi abuela paterna perdio sa madre al nacer ella…
Una de sus hijas murió de enfermedad a los 19 años.
yo nací poco después de su muerte.
Me pusieron su nombre….
Me a pesado mucho durante tiempo

Sobre mi vivencia es un proceso lento que vas sanado mientras más conciencia o más preparado estes para profundizar….
Puedo decir que cada vez estoy más libre pero alguna vez sale algo que hay que sanar..
Gracias por compartir es de gran ayuda leer vuestras historias

Deja tu comentario o pregunta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: No puedes copiar este contenido sin permiso