Categorías
Bioneuroemocion y Psicosomática

LIMPIEZA OBSESIVA: características y su origen emocional en Bioneuroemoción.

En Bioneuroemoción la obsesión por limpiar y por dejarlo todo blanco y reluciente suele ser la forma de afrontar una emoción de sucefiedad o asco que no se ha podido desahogar suficientemente.

La obsesión por la limpieza, que puede acabar siendo un Trastorno Obsesivo Compulsivo de Limpieza o Higiene, o TOCH, puede deberse a situaciones emocionales conflictivas, que se gestionan a través de la limpieza o la higiene, ante la imposibilidad de gestionarla de una forma más saludable.

Con bastante frecuencia, detrás de la obsesión por la limpieza, existen situaciones en las que la persona se ha sentido o la han hecho «sentir sucia», y en una menor incidencia, se deben a situaciones de «pérdida de control» de algún elemento de su vida.  

¿Cómo saber si existe una obsesión por la limpieza o limpieza compulsiva?

La obsesión por la limpieza no se considera patológica cuando no impide que la persona pueda hacer una vida normal, sin que sus pensamientos o conductas le impidan tener amistades, trabajar, relacionarse con otras personas, ser afectivos, cuidar a personas enfermas, etc.

Generalmente, estos patrones suelen volver a la normalidad con el paso del tiempo, si la persona puede hacer una gestión saludable de las emociones vividas durante el periodo de estrés, pero en algunos casos las conductas compensatorias o de evitación, como la limpieza compulsiva, pueden volverse crónicas si no se han podido desarrollar nuevas estrategias de afrontamiento más saludables.   

Alguno de los rasgos que pueden indicar que existe una obsesión por la limpieza aparecen de forma aislada al principio del trastorno, pero hay que presentar especial atención si se van haciendo más intensos y frecuentes con el tiempo, porque pueden desencadenar un trastorno obsesivo compulsivo de limpieza, y generar una afectación severa de la vida de la persona.

  • Preocupación recurrente o constante por tener las manos limpias.
  • Lavado de manos muy frecuente o tras el contacto con superficies no habituales.
  • Preocupación por el origen de los articulos que se pueden encontrar en un tienda o supermercado, su procedencia y quiénes o qué ha estado con contacto con los artículos.
  • Rechazo absoluto a cualquier artículo de segunda mano o que no se sepa concerteza que ha sido desinfectado.
  • Preferencia por productos de limpieza altamente corrosivos o desinfectantes, incluso en superficies más delicadas como la piel o los tejidos.
  • Pensamientos intrusivos recurrentes de contagios que generan enfermedades peligrosas o crónicas para la persona y/o sus seres queridos.
  • Temor a salir a la calle sin productos de limpieza o a lugares donde no haya suficiente limpieza (baños públicos, parques, contenedores de basura, transporte público, etc).
  • Reticencias a las muestras físicas de afecto con otras personas por miedo a la suciedad o al contagio.
  • Dificultad para sentir comodidad en la propia vivienda o en el lugar de trabajo si el espacio no está totalmente ordenado y con aspecto saneado.
  • Reticencias a entrar en espacios poco ventilados o mal iluminados.
  • Aversión completa a los lugares donde pueda haber cualquier insecto vivo o muerto.
  • Rechazo o incomodidad para acercarse a mascotas ajenas, o extremado cuidado con la limpieza o desinfección de los lugares u objetos con los que tengan contacto las propias mascotas.
  • Necesidad de limpiar las superficies o herramientas antes de terminar una tarea, como fregar los utensilios de cocina antes de terminar de cocinar o barrer el suelo antes de terminar de hacer una reforma.
  • Entre otros.

Antecedentes de la limpieza obsesiva según la Bioneuroemoción

En Bioneuroemoción la obsesión por limpiar y por dejarlo todo blanco y reluciente suele ser la forma de afrontar una emoción de sucefiedad o asco que no se ha podido desahogar suficientemente.

En una consulta de Bioneuroemoción se tiene en cuenta en los casos de personas con obsesión por la limpieza si, la persona o alguno de sus familiares o allegados han vivido con asco alguna de las siguientes situaciones:

El origen emocional y familiar de la limpieza obsesiva
  • Abusos sexuales.
  • Muertes inesperadas de seres queridos.
  • Pérdidas repentinas de recursos económicos.
  • Rupturas sentimentales inesperadas.
  • Situaciones de estrés continuado que se experimentan sin solución. 
  • Conflictos con la sexualidad o la identidad sexual.
  • Pensamientos de negatividad recurrentes.
  • Pérdida del empleo.
  • Miedo recurrente al contagio y transmisión de enfermedades.
  • Bullying o acoso laboral.
  • etc…

El impacto emocional de un miembro de la familia puede estar detrás de la limpieza obsesiva.

En consulta atendí a una mujer que había mantenido una obsesión por la limpieza durante muchos años de su vida, haciendo el camino al inconsciente familiar, descubrimos que su madre había vivido un abuso cuando era pequeña y lo había reprimido por la sensación de asco que le produjo. En la consulta pudimos liberar esa emoción y al poder expresarla la relación con la limpieza se normalizó y no necesito obsesionarse de nuevo.

¿Piensas que puede tener una relación insana con la limpieza? Recuperar la tranquilidad y conseguir que tu mente se relaje es posible con el trabajo terapéutico.

2 respuestas a «LIMPIEZA OBSESIVA: características y su origen emocional en Bioneuroemoción.»

Hola María José. Tienes toda la razón, en breve publicaré más información acerca de los factores psicológicos y emocionales que pueden estar detrás de la falta de higiene. Gracias por tu comentario.

Deja tu comentario o pregunta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: No puedes copiar este contenido sin permiso